martes, 21 de septiembre de 2010

Mas congela la sonrisa de "Flo", Del Rivero y otros grandes empresarios.

Artur Mas a los empresarios españoles: "Los poderes del Estado nos han cerrado la puerta ¿Alguien en España se pregunta y reflexiona si España es atractiva para Catalunya? Nosotros les hemos respondido durante 30 años." Le ha faltado añadir "ahora les toca a ustedes". Desde la primera fila, a los Florentino, Del Rivero, Falcones, Gabarró, se les ha borrado la sonrisa final. Sólo el divorciado Jaime de Marichalar, en primera fila, no ha movido un músculo.



Por Ana R. Cañil

Hotel Ritz. Artur Mas, candidato de CiU a la presidencia de la Generalitat actúa ante un nutrido grupo empresarial. Tanto el candidato como su telonero, Durán i Lleida, tienen embobado al personal. Derrochan sentido común, buen discurso, moderación y reparten palos a Zapatero, al Tripartito y al PP de Alicia Sánchez Camacho. Todo ello con elegancia y mano izquierda. Pura CiU en Madrid. Son 30 años de historia moderada y ambos políticos responden a lo que se espera de ellos en la capital de España.

No hay más que ver la cara de los empresarios de la mesa de la primera fila. Florentino Pérez (ACS y Real Madrid), Luis del Rivero (Sacyr), Antonio Llarden (Enagas), Salvador Gabarró y Rafael Villaseca (Gas Natural), Baldomero Falcones (FCC), Pedró Pérez (presidente del G-14, lobby de las constructoras más importantes); José María Loizaga (Zardoya Otis y ACS), Aldo Olcese (Fundación de Estudios Financieros) analista económico y político más que influyente.

Todos escuchan satisfechos, tranquilos, asintiendo ante el discurso netamente económico y empresarial de Mas, repleto de metáforas y con la economía y la empresa como ejes centrales: "La economía es nuestra prioridad; hay que poner el barco a navegar; levantar al país desde el punto de vista económico y para eso hay que levantar el valor social de la empresa; hay que proyectarnos hacia el exterior, como Alemania, que ha soportado bien la crisis; no recortar los presupuestos de investigación; las grandes inversiones en infraestructuras deben de ir acompañadas de una informe de rentabilidad económica. Tenemos el país del mundo con mejor red en alta velocidad y estamos a la cola en el transporte de mercancías; Con la tasa a la banca, no lo tengo claro, pero los bancos que reciben ayudas de la sociedad tienen que devolverlo".
A Florentino y Del Rivero se les congeló la sonrisa final con el catalán

En fin, que todo marcha sobre ruedas hasta la pregunta final. El presentador y moderador de los actos del Foro Nueva Economía, José Luis Rodríguez. hace una pregunta que no han realizado los asistentes. "¿Cómo ve usted la relación España-Cataluña dentro de 20 años? ¿España un Estado Federal y dentro de esa federación, Cataluña?".
El candidato de CiU tenía la respuesta y el mensaje claramente preparados. Logra pasmar la expresión de los presentes. Hay ejecutivos catalanes, pero más empresarios muy españoles y ejecutivos de la Meseta. La respuesta no tiene desperdicio. No es literal, pero ahí va:
"Vamos a formular la pregunta al revés. Durante 30 años, desde Catalunya nos hemos dedicado a responder a preguntas de este tipo y hemos respondido arrimando el hombro para mejorar España; no hemos sido un partido marginal ni en España ni en Catalunya y hemos trabajado con el sueño de que España algún día fuera un Estado plurinacional y aceptara que tiene naciones internas. Nos aceptara tal y como somos. Pero ahora, tenemos que buscar nuestro camino para no chocar contra el mismo muro. Y la pregunta que alguien debe de hacerse en España, la reflexión que se debían de plantear, es al revés ¿Cómo puede España seguir siendo atractiva para Catalunya? No estamos cómodos en España, no nos protegen, no nos aceptan como lo que somos. No vamos a seguir como en los últimos treinta años, cuando los grandes poderes del Estado nos han cerrado la puerta. Catalunya no va a renunciar a su camino"-.
Punto final. Silencio de segundos y luego, aplausos correctos. Pero ni la cara de Luis del Rivero, que ha comentado con su vecino de mesa la afirmación de Mas, ni la de Florentino, ni la de Falcones y tantos otros que estaban en otras meses adyacentes (Juan Carlos Ureta, de Renta 4 o Luis Delso, de Isolux) han sido las mismas. La sonrisa, el gesto de calma que producen Durán y Mas, se les ha quedado congelada.

Sólo el rostro del divorciado Jaime de Marichalar, ex marido de la infanta Elena, ha permanecido impasible. Sentado al lado de Josu Erokoreka (PNV), Marichalar no ha movido un músculo -ceño fruncido- en todo el desayuno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada