jueves, 23 de septiembre de 2010

La frase de moda del Gobierno es de Keynes

Por Pilar Portero

"Cuando las circunstancias cambian, cambiamos de opinión". Esta es la frase más repetida por Elena Salgado y Zapatero en las últimas semanas. Es un comodín que sirve para todo. El concepto de moda no se lo ha inventado cualquiera, pertenece a Keynes. Y aunque el Gobierno no tenga muy claro si hay que comulgar con el padre de la macroeconomía moderna o con los 'Soros' de Wall Street, la usa intensivamente para justificarse.

(El presi flipa con Soros, que igual está lanzando un ataque a la deuda española por el móvil)

When the facts change, I change my mind. What do you do, sir? Así trataba Keynes de callar a quienes acusaban su política monetaria durante la Gran Depresión de inconsistente. Y es que el hombre que tanto influyó en el New Deal de Roosevelt fue un incomprendido en su tiempo. Sobre todo cuando expuso la tesis de que el paro es el resultado de la caída de la demanda efectiva, por lo que para lograr el pleno empleo se hace necesario reactivar la economía a base de inversión pública.

Es decir, barra libre pública. Justo la estrategia que trataron de adoptar los gobiernos occidentales tras el derrumbe de Lehman Brothers hace dos años con diverso grado de convicción y que la crisis de la deuda pública de este mismo año está haciendo olvidar ante la constante presión del mercado -esa entelequia tras la que se ocultan los hombres que dirigen los bancos de negocios y fondos de inversión como los que se han reunido ayer con Zapatero en Nueva York-.

Elena Salgado echó mano de la ya famosa frase ayer mismo, y por enésima vez, en el hemiciclo cuando la popular Luisa Fernanda Rudi la acusó de cambiar de rumbo. Con la vice segunda y el ministro de Industria estuvimos comentando la argumentación comodín hace unos días. "No es porque lo haya dicho Keynes, es que es de sentido común. Si la situación que habías previsto cambia, lo lógico es variar el plan. Lo absurdo sería mantenerse inamovible. Cuando conduces, vas siguiendo la carretera ¿no? Pues esto es lo mismo", explica Salgado mientras Sebastián asiente al lado.

Si quieres resultar moderno, ya sabes: pon una frase de Keynes en tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada