miércoles, 14 de julio de 2010

Al borde del orgasmo durante el discurso de ZP

Por Pilar Portero

Cuando los elementos se confabulan, lo mejor es dejarse llevar. Y eso he hecho yo esta mañana sentada en la tribuna del Hemiciclo mientras el presi trataba de darle un beso con lengua a los grupos catalanes, que no han aceptado, y desgranaba un discurso reiterativo. Como el del Rey en Navidad, según un ácido colega. Lo mejor del Debate sobre el Estado de la Nación, los chismes maliciosos con los políticos al acabar. En espera del 'contrabalance del año' que tienen previsto el PP para la tarde.


'¿Estabas twitteando mientras hablaba el presi?', le pregunto a Pepe Blanco en vista de que no nos podemos de acuerdo sobre lo acertado del discurso de Zapatero. A él le ha parecido nada previsible, sólido y bien explicado. Lo normal ¿no?. 'No, estaba mandando mensajes', me dice. 'Pero a mi no me ha llegado ninguno', le replico. Entonces, el saca su aparato dispuesto a darme el gusto. pero se acercan otros dos periodistas y lo guarda. ¡Ay, que inoportunos!. Yo que estaba casi a punto de lograr su número de teléfono.... En compensación, Josep Sánchez Llibre me coge del brazo y nos apartamos para comentar cómo será su jugada esta tarde. Vaya lazo que os ha lanzado, apunto. 'No tiene credibilidad para nosotros. Esto no se arregla con reformar cuatro leyes orgánicas. El Tribunal Constitucional ha hecho una carnicería con el estatuto. Se ha roto el consenso constitucional del 77', señala el diputado de CiU. Quiere saber el nombre del medio y cuando pronuncio tu2is.es, estalla en felicitaciones. 'Pero es buenísimo, que bien lo hacéis, de verdad. Me gusta todo lo que leo. Muy, muy bueno". Me entran ganas de lanzar vivas al Estatut, pero disimulo e insisto en que no es para tanto, en que sólo se trata de un divertimento.

Me arrimo a Soraya Sáenz de Santamaría, que ha elegido unos pantalones harén muy chulos. 'Está agotado, sin ilusión, sigue siendo incapaz de realizar un análisis certero de la realidad. No tiene nada que ofrecer. Esperábamos poco, pero ha sido menos'. Unos segundos antes, José Luis Ayllón, su segundo en el Congreso, me explicaba el esquema que van desplegar por la tarde. 'Vamos a hacer el contrabalance del año en formato examen. Un examen que suspende, claro'. En línea similar me respondía Rosa Díez, la mujer más temida, tanto por la izquierda como por la derecha,: 'Vino, se fue y no hubo nada. No hay nada peor que el que no quiere ver. No ha anunciado nada positivo, todo ha sido deprimente. Para después del verano nos espera más paro y reforma de las pensiones. Está instalado en un estado de negación de la realidad y así no hay manera de establecer un discurso común'.

A Alfonso Guerra, que salía escopetado del hemiciclo, le había cortado el paso antes que a los demás. Le hago la típica pregunta de periodista deportivo al final del partido a un jugador, ¿cómo lo has visto? 'Serio, responsable...' ¿Y reiterativo? 'Eso lo venimos siendo desde hace tiempo'. Ya casi no quedan políticos, ni periodistas.
Aprovecho el pitillo que se está fumando Alonso, quien ha vuelto a caer en el tabaco, para pedirle información confidencial. Verás, le argumento, he hecho una porra con algunos socialistas que ocupan distintos puestos en el Gobierno, sobre cuándo será la crisis. Help me. ¿Volverás a ser ministro? 'Por mi no apuestes. Seguro que no. Y la fecha no la se'. Pongo cara de perrillo abandonado. Yo he apostado que en la segunda quincena de agosto, insisto. Como a Zapatero le gustan las sorpresas...'De verdad que no se nada', escurre el bulto. Diviso a Trinidad Jiménez y voy con la cantinela de 'como se repite,¿no?'. Ella y su sonrisa que no le cabe en la cara exageran: 'Ha sido un discurso fantástico, muy sólido en el que ha realizado un relato muy bueno de la situación. En tal caso diría que podría haber sido más exhaustivo'. Esto ya es demasiado para mi cuerpo. Desconecto y me abandono a pensamientos más gratificantes. Hace taaaanto calor....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada