miércoles, 2 de diciembre de 2009

Felipe: ¿Adivina quién viene a cenar esta noche?

Por Ana R. Cañil
Mano a mano, los dos frente a frente y ¡en casa de González!. Ese piso nuevo del Barrio de Salamanca donde el ex presidente del Gobierno se ha instalado tras su separación. Hasta allí se trasladó hace unos días José Luis Rodríguez Zapatero para degustar uno de los menús que le gusta preparar al propio González.
















La cena se la debía, es verdad, porque Felipe había estado en La Moncloa antes del verano. Hablaron y hablaron y hablaron. Los dos son incapaces de permanecer callados más de diez minutos, mientras escuchan al otro. Se quitaron la palabra o eso dan por hecho quienes saben lo que se coció en la encuentro, pero ninguno de los dos se sinceró del todo con el otro. Guardaron las formas, que ya se encargan luego sus respectivos acólitos de poner en circulación las ironías del uno sobre el otro. Que si la edad, que no saber estar callado a tiempo, que si la falta de modestia entre estos jóvenes... En fin, esos tópicos entre la joven y la vieja guardia, que cuando luego se ven de frente, se lavan echando la culpa a la prensa.

Ambos líderes abordaron el futuro de la presidencia española de la UE a partir del 1 de enero. La única ocasión en que José Luis prestó interesada atención. González preside el Grupo de Reflexión sobre el Futuro de Europa. Antes de volver al Palacio, Zapatero le sugirió un favorcito a Felipe: "¿Y si te vienes al mitin del domingo?". El apoyo al Plan de Economía Sostenible estaba implícito en la invitación al acto.

De lo que no le dio detalles fue de que se estrenaba una nueva escenificación mitinera, más próxima a los ciudadanos, más marketing, más dirigida a epatar para nublar la falta de contenidos reales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada