jueves, 23 de diciembre de 2010

Salgado se monta una comida para oir a los sabios

 De la Dehesa, Dolado, Ontiveros, Vázquez, Feito, Escrivá, Cortina...son algunos de los economistas que ayer dieron su opinión a una atenta Elena Salgado, que les puso de comer a cambio de consejos. De Guindós se reservó su opinión ¿para Rajoy?


Por Ana R. Cañil
Fue ayer, 22 de diciembre. Mientras el personal entraba en las navidades con imágenes del consabido champán de los afortunados por la lotería, en el Ministerio de Economía y Hacienda, Elena Salgado, Vicepresidenta segunda, y sus dos escuderos, José Manuel Campa (Economía) y Carlos Ocaña (Hacienda) recibían a un selecto grupo de economistas, con los que abordaron la situación económica y las perspectivas para el próximo año.

Entre los invitados primaba el número de los vinculados a Emilio Botín, el presidente del Santander:  Antonio Cortina, Alejandra Kindelán  y Guillermo de la Dehesa, consejero de la entidad cántabra pero sobre todo CEPR, Centro for Economic Policy Research, de Londres y vicepresidente de Goldman Sachs.
Además, engrosaban la lista José Luis Escrivá (BBVA), el catedrático Juan José Dolado, Emilio Ontiveros (AFI) José Luis Feito y Luis de Guindós (ambos cercanos al PP y con futuro político al lado de Rajoy), Pablo Vázquez (Fedea), que también tendrá algo que decir en el caso de que gane Rajoy las elecciones o José Luis Martínez Campuzano (Citibank) formaban el grueso de los asistentes.
El almuerzo comenzó con una exposición por parte de Campa sobre como veían la situación desde el Gobierno, pero enseguida pasaron al turno de palabra. Y ahí, además de exponer las sorprendentes críticas a los bandazos del Banco de España por una gran parte de los presentes, se expresaron los temores sobre el futuro y la necesidad de hacer las reformas, cueste lo que cueste e intentando sustraerse -dentro de lo posible- a las oscilaciones de los mercados.
La anécdota la protagonizó Luis de Guindós. El exsecretario de Estado de Rodrigo Rato se marchó el primero y no se prodigó en opiniones. Los presentes lo interpretaron dentro de la campaña de prudencia que De Guindós desarrolla, para prepararse ante la eventualidad del ser el próximo ministro de Economía de Mariano Rajoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada