lunes, 13 de diciembre de 2010

Algunas razones para que vivas estas fiestas a tope

Quizá debería ser siempre así. Enfrentarse a las próximas navidades dispuestos a exprimirlas como si fuera lo último que vamos a hacer en nuestra vida. Razones hay miles y de lo más vulgar: te puede plantar tu pareja, puedes pillar una enfermedad, te puedes dar una leche...Todos esos rollos que no son el objeto de este post y que nos dirían nuestras madres. Sí, nos los dirían para vivir cada día como si fuera el último, pero entonces puf ¡que estrés recordar cada mañana esa máxima!

Por si acaso, apuntáte a los contrastes de las fiestas
 Por si acaso, apuntáte a los contrastes de las fiestas.

Por Ana R. Cañil
Hay otros motivos que nos deberían estimular para la marcha estas navidades. Tras dar un repaso a todo lo que nos amenaza con hacer el Gobierno Zapatero, es mejor que pases tu cerebro de off a on en cuestiones económicas y técnicas que van a afectar a tu vida, aunque te niegues.
Estas son algunas de las cosas que le quedan por hacer al Gobierno, a sugerencia de toda la UE y recordatorio de Trichet -ya sabes, el presidente del BCE- para que no nos tengan que intervenir como a Grecia y a Irlanda. Tocarán tu vivir cotidiano.

Sobre tu paro, lo tengas ya o lo vayas a tener

En enero tendrán que profundizar en la reforma laboral. Sí, sí, aún no se ha terminado. Tienen que llegar a un acuerdo -no llegarán- sobre la negociación colectiva y su reforma. Como los sindicatos no van a aceptar las propuestas del Gobierno, habrá nuevas movilizaciones. Será mejor que no te encojas de hombros. Si tienes a alguien de tu familia trabajando en grandes, medianas o pequeñas empresas, se verá afectado por la nueva regulación que quiere el Gobierno y que los sindicatos mantienen que no hace sino recortarles poder para debilitarles ante los empresarios. También se aprobará la reforma de las políticas activas de empleo (ligada a la reforma laboral)


Sobre tu pasta, la tengas o no
 El 24 de diciembre, día de Nochebuena, las cajas de ahorros tendrán que tener finiquitada su reforma. Sus consejos de administración listos. Las presiones en ese sentido han llegado desde todos los lugares y 45 cajas de ahorro tendrán que quedar fusionadas en 17 -en el primer tiempo- o serán intervenidas. Ya sabemos que de entrada te da igual, pero ¿tienes tu cuenta corriente o cobras el paro a través de alguna caja? Pues ponte las pilas, porque cambiarán el nombre y -si pueden- retocarán tus comisiones, la remuneración de tus ahorritos y demás...

Por si pensabas vivir de la pensión de tu padre
La reforma de las pensiones también tendrá que estar finiquitada para el 28 de enero. Esa ha sido la gran asignatura pendiente de Zapatero con la pesada Unión Europea, que no hace más que recordarle que despabile y cierre la reforma, porque dentro de dos décadas el sistema será insostenible. Con acuerdo del Pacto de Toledo o sin él,  a finales de enero -más o menos- tendrás una idea clara de si de verdad vas a vivir peor que tus padres, que todo apunta a que sí. Ah, y si pensabas aprovecharte de los dos progenitores jubilados, vas dado.

...y la "Ley Sinde" se hará realidad
A estas y otras muchas pequeñas pejiguerías tendrás que sumar que la amenaza de la Ley Sinde -sí, si, la que permite cerrar web de descargas para abrir boca, luego ya se verá- se hará realidad entre enero y febrero. Ahora está en el tramite de enmiendas (se aprobó en marzo, dentro de la Ley de Economía Sostenible o LES) pero todo llega. Aunque han introducido otros proyectos más apremiantes -algunos de los que te hemos contado aquí- no te quepa la menor duda de que te van a dar la primavera con la regulación de Sinde.

Por estas y otras muchas razones que te ahorramos -si te va la marcha masoca y quieres tener más motivos técnicos para vivir con ganas, busca el calendario del Gobierno del 19 de noviembre- lo mejor es que te apliques sobre tu propia programación y empieces ya.
Ah, para ser justos, no todo es negro. También tendremos una ley por la muerte digna. Claro que siempre puede llegar Rajoy después y cargársela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada