miércoles, 19 de enero de 2011

Salgado y Fainé cuidan del futuro de Carlos Ocaña con un caramelo

A Elena Salgado le daría menos palo deshacerse de Carlos Ocaña si le encuentra un puente de plata para que se vaya. Ese puente puede ser la dirección general de la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS), un puesto influyente y bien remunerado. A Fainé, presidente de la CECA y la Caixa, no le parece mal candidato. El director de FUNCAS, Victorio Valle, tildó de "majaderías" y "tonterías" las ocurrencias de Zapatero.
 La relación entre Fainé y Salgado es fluida
Por Ana R. Cañil
Las direcciones generales de las fundaciones suelen ser un caramelo para ejecutivos bien formados y ex altos cargos con prestigio. Y dentro de ese sector, la dirección de la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS), que desde tiempos inmemoriales preside Victorio Valle, es un chupa-chups con palo de chocolate.

Pues bien, parece que la vicepresidenta Elena Salgado y el número uno de la CECA y de la Caixa, Isidre Fainé, coinciden en que Carlos Ocaña, el actual secretario de Estado de Hacienda, puede ser el agraciado con el puesto de Valle. Eso hará menos dolorosa su salida, que podría producirse en el próximo vaivén de cargos del Gobierno de segunda línea.
Hace tiempo que se habla de la jubilación de Victorio Valle, que fue uno de los personajes clave en la renovación de la hacienda  desde los tiempos de la Transición, con Enrique Fuentes Quintana. Don Victorio, además, a medida que han ido pasando los años ha ido quedándose sin pelos en la lengua y últimamente ha sacado los pies del tiesto con su osada sinceridad. En el otoño pasado llamó "majadero" e "imbécil" a Zapatero, con más o menos descontrol.

Tampoco es esta la primera vez que se habla de su jubilación al frente de la dirección general de la Fundación de la CECA. Cuando los ex ministros Jordi Sevilla y Jesús Caldera dejaron el Gobierno -en tiempos diferentes- ya se barajó FUNCAS como un destino apetecible para uno u otro, pero eran los días de Juan Ramón Quintás, el anterior presidente de la CECA. El Gobierno o no tuvo la suficiente influencia o no puso el suficiente interés para enviar allí a uno de estos ex pilares de ZP en Nueva Vía.
Ocaña y Salgado se sobrellevan desde hace 2 años
 Ahora parece que Salgado sí que está dispuesta a darle una salida digna a Ocaña en la primera oportunidad. Es el único miembro del equipo de Pedro Solbes, anterior vicepresidente económico, que permanece en la cúpula del Gobierno, aunque cada día menos a la vista.
Tras la salida de Solbes y Vegara ya se habló de la incomodidad de Ocaña en el puesto para seguir como secretario de Estado de Hacienda. Al final ha aguantado  casi dos años, que se cumplirán en abril.
La Fundación de las cajas es considerada por lo expertos consultados como "Un lugar excelente para Ocaña, que se lo merece y hará una transición dignísima. Además, ganará más dinero que como secretario de Estado".
La operación está en marcha. Falta ahora ver cuando culmina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada