martes, 16 de noviembre de 2010

Un cómic para soportar la campaña electoral hasta el 2012

L as elecciones catalanas  abren dos años de campaña electoral ¿qué mejor que soportarlas a base de cómic? Eso intentan  Reverter y Ben-Arab con Apolo, un niño que reconoce estar influido por Mafalda, aunque él puede decir todo lo que piensa y descubre que hasta los perros están politizados.

"PSSS... un secreto. Muchos periódicos ya no están al servicio del ciudadano. Trabajan para políticos y grandes compañías y no te darán el precio real de las mercancías. Dicen que hay crisis, culpan a internet y les sorprende haber perdido lectores y les diría: Sus noticias no tienen el menor interés, señores. Prefería las antiguas noticias de peregrinos y marineros de alta mar que tras largos viajes por países exóticos leyendas y vivencias podían contar. No me puedo fiar del director de un periódico que con un político o mercader se va a cenar. Yo lo que quiero es información. Si quisiera opiniones absurdas llamaría a tía Asunción..."

Lo habéis adivinado. El párrafo anterior no forma parte de ninguna tribuna sesuda de ningún diario. Se trata de una de las explicaciones que el abuelo Cronos da a su nieto Apolo, en "Politik, el manifiesto Gráfico" (Rocaeditorial). Unas semanas antes de que estallara esa campaña electoral en Catalunya -la vamos a soportar hasta el 28N- dos ciudadanas catalanas, Emma Reverter y Máriam Ben-Arab (de esta última son las ilustraciones que recuerdan a Mafalda y así lo asume Apolo), han sacado a la calle este cómic o novela gráfica que, de entrada, se agradece por la sonrisa que nos arranca. Es corrosivo, satirico y dice las verdades que un niño de cinco años se permite lanzar, sin temor a ser calificado de demagogo. La pega primera y única, por ahora, es que ¿no es un poco enano?. Veremos como crece.

Apolo tiene un padre que todos los viernes está acojonado, porque los de recursos humanos "mandan emails y te dan una cajita para tus cosas". De joven, su padre tenía una guitarra, ahora tiene un hipoteca y una Blackberry. Su madre tiene una nueva profesión inglesa, "Freelance". 
Se hace preguntas que muchos ya obviamos, por sobadas aunque imprescindibles. Por ejemplo, ¿por qué no tenemos políticos negros o hijos de extranjeros ". Quizá Alicia Sánchez-Camacho tenga la respuesta.
Sea como fuere, Apolo nos puede hacer soportables los próximos días, semanas y años. Hasta el 2012 nos queda una larga, larguísima campaña electoral La cuestión es ver como va a crecer el niño de Emma Reverter y Márias Ben-Araba..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada