miércoles, 17 de noviembre de 2010

¿Por qué el Banco de España no obliga a la banca a darnos creditos?

¿Tienes una buena idea?¿Podrías montar un pequeño negocio con ella, has ido a un banco a pedir un modesto crédito y te han mandado a la mierda? No estás solo. Hay cientos de tipos como tú. Y de pequeños y medianos empresarios, o de autónomos, que buscan la salida a la crisis con creatividad -mensajes que envían desde el Gobierno y todos los partidos- pero que a la hora de la verdad, no encuentran un duro para ejecutar su proyecto. ¿Puede el Banco de España obligar a los bancos a dar crédito a las empresas? ¿Y debe?

Por Ana R Cañil
Hace tiempo que la pregunta ha cristalizado entre los economistas y los políticos. Incluso Elena Salgado, la vicepresidenta económica, anunció que pedirán datos a la banca para controlar que crédito dan. La cuestión es ¿por qué el Banco de España no obliga a la banca a dar créditos a las empresas o a los proyectos de emprendedores con futuro? Es obvio que ayudaría a salir de la crisis, crear empleo y frenar los despidos.
La cuestión también se la plantean los economistas.  Así, ayer mismo, el catedrático Francisco Pérez. director de investigación del IVIE (Valencia) y el presidente de AFI (Analistas Financieros Internacionales) se preguntaron lo mismo en un foro de expertos. Pérez resaltó qué era "crucial" que ese dinero -los recursos- que los bancos guardan en sus balances a buen recaudo deje de estar congelado y fluya hacia las empresas, que se están asfixiando. Ontiveros fue más claro aún. "Los supervisores se debían de preocupar por la asignación eficiente de los recursos crediticios".
Y es que muchos de los presentes, que el día de antes habían escuchado al gobernador Fernández Ordóñez dar a las cajas seis semanas más para que rematen sus fusiones , se preguntaban porque MAFO (Miguel Angel Fernández Ordoñez) no se empleaba tan a fondo en apremiar a los bancos a abrir la mano en el crédito.

La verdad es que la irritación de algunos sectores económicos con el gobernador viene de lejos.  El reproche es que siempre se mete en asuntos ajenos -véase reforma laboral o gasto de las autonomías- mientras obvia problemas que le competen, como ese de presionar a la banca para que abran el grifo del dinero a las pymes, y no solo a algunas grandes empresas, precisamente las que menos lo necesitan. El tema da para un tratado que nos aburriría en este blog, pero la cuestión es ¿tiene el Banco de España medios para hacer que los bancos concedan prestamos a las empresas?
No tiene medios como una circular en la donde pueda instarlos a abrir el grifo. Pero históricamente, ya desde los tiempos del mítico y luego vilipendiado gobernador Mariano Rubio, cuando el Banco de España "sugiere" a la banca que haga una cosa, esta sabe que debe de tomárselo como una orden. El regulador principal de los bancos no puede exigirles que se endeuden prestando a un proyecto poco viable, pero si les puede "sugerir". De hecho, para muchos expertos es un deber moral. La banca española capta recursos, deuda en los mercados internacionales gracias al aval del Estado español, el prestigio de todos los ciudadanos. No parece ético, pues, que luego se guarden el dinero en sus balances -como decía el catedrático Francisco Pérez- para sacarle una rentabilidad o prestárselo a unas inmobiliarias al borde de la quiebra y que ese banco no puede dejar caer porque, a su vez, ellos tienen mucho dinero entregado a la citada inmobiliaria.

Si cada uno de los grandes bancos -Santander, Bilbao, Popular, la Caixa o Cajamadrid- soporta a más de medio centenar de inspectores por entidad mirando sus tripas un día sí y otro también ¿no podían exigir los datos de como distribuyen los pocos créditos que adjudican?
Claro que el gobernador tiene medios para "sugerir" a la gran banca que abra la mano al crédito para los sectores de inversión y tecnología (I+D+i), al sector servicios, a la educación...e incluso que dejen aparte el inmobiliario. La cuestión es ¿por qué no se atreve o a qué espera? Nadie que le conozca puede pensar que es porque tiene miedo a Botín (Santander) o a Francisco González (Bilbao). Le pegaría más pensar que se resiste a las sugerencias porque se le ha ocurrido al Gobierno de Zapatero y porque ha sido Elena Salgado quien lo ha enunciado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada