jueves, 17 de noviembre de 2011

Viejunos y empeñados en meter la tijera, así ve internet a Rajoy y Rubalcaba

Por Pilar Portero

¿Qué se opina en internet de Rajoy y Rubalcaba? ¿Han sabido sacar partido a la viralidad de la red los candidatos?. El voto resignado que van a ejercer el domingo 20 de noviembre muchos ciudadanos se refleja en la valoración que se hace de los dos candidatos en blogs, redes sociales, comentarios de noticias y en twitter, la plaza pública en la que más se opina, en concreto el 89% se vierte en esa red. Tanto a Rajoy como a Rubalcaba se les recrimina ser demasiado mayores para gobernar y ambos se les acusa de meter la tijera en exceso. La falta de respuesta de Rajoy hacía los problemas que atenazan a la población se vuelve en su contra mientras que los parados son la cruz que carga Rubalcaba. Durante la primera semana de octubre y durante la semana pasada, del debate televisado (3 al 9 de noviembre), en ID Inteligencia, expertos en e-reputación, ha analizado los comentarios que se producen en la red y estas son las jugosas conclusiones comparando esas dos semanas.


Si en octubre, la corrupción era uno de los asuntos más recurrentes, la semana pasada eran las propias elecciones y la economía los que copaban el protagonismo. Los dos aspirantes al Gobierno se han convertido en uno de los temas predilectos en internet en sólo un mes. De los cerca de 40.000 opiniones que se realizaron sobre Rubalcaba en octubre frente a los poco más de 30.000 de Rajoy, en noviembre crecieron hasta los casi 600.000 comentarios de Rubalcaba y alrededor de 450.000 para Rajoy este mes. Por supuesto, que se hable tanto de ellos no significa que sea para bien. A la gente le toca las narices que los candidatos aseguren ignorar el gasto de sus campañas electorales o que se invierta en organizar un debate televisivo. Ninguno de los dos aprueba en e-reputación, ni tan siquiera logran un 4 aunque ambos lo rozan. Rubalcaba obtiene un 3,87 sobre 10 y Rajoy un 3,40, descendiendo casi medio punto respecto a octubre. Así que paradójicamente, el PP logrará mayoría según las encuestas mientras la valoración del inminente presidente cae según se acerca el momento de gobernar. "En los análisis de e-reputación se analizan aquellos comentarios que se hacen bajo el anonimato de una pantalla de ordenador o de un teléfono móvil por lo que el usuario es, normalmente, más “libre” al expresar sus opiniones", explican en ID Inteligencia. Es decir, que sin la presión de un micrófono o el condicionante de responder a una pregunta, se impone la naturalidad. 

La nube de tags en torno a Rubalcaba contiene términos como mentira, en referencia a las medidas que 'vende' el ahora candidato pero no tomó cuando era ministro, ETA con la dualidad de señalar a Rubalcaba como el político que acabará con ella pero también el que le ha allanado el camino para entrar en las instituciones. La percepción de que Rajoy sería una especie de salvador para la economía española se ha ido diluyendo desde octubre a noviembre. El recurso interpuesto en el Tribunal Constitucional sobre el matrimonio homosexual por el PP, influye negativamente en Rajoy, así como su postura indefinida acerca del aborto. Sin embargo, se valora de forma positiva el uso que hace de twitter, con una nota de 7 sobre 10. Si algo echan en cara a ambos políticos es su falta de dominio del inglés. "El bipartidismo es una crítica extendida a lo largo de la red que se menciona bajo el hashtag #nolesvotes y supone una llamada al voto a cualquiera de los demás partidos políticos", puntualizan en ID Inteligencia.

En un mes se ha producido un fenómeno peculiar. Rubalcaba aumenta su presencia en blog en detrimento de twitter y a Rajoy le sucede lo contrario, "incrementa su presencia en Twitter pasando de un 84% a un 87% de su flujo de información y pierde tres puntos de presencia en sites de opinión más influyentes, como son los blogs que copan un 12% de los comentarios. Lo cual, teniendo en cuenta la calidad de la información, Rubalcaba gana a Rajoy debido a una mejor estrategia de comunicación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada