sábado, 14 de mayo de 2011

La "generación perdida" de España a la que pueden cerrar Europa

 Si eres uno de cada dos de los jóvenes españoles que estás en paro -más de dos millones- ya formas parte de la literatura de un organismo internacional, eres un "generación perdida". Aunque el FMI se refiere más a los jóvenes con "baja cualificación", los que tenéis exceso de titulos y CV támbién sois un problema y asuntos como el intento de la modificación de fronteras en Europa -tratado Schengen- por el populismo de Berlusconi o Sarkozy o el giro a la extrema derecha de países como Finlandia o Dinamarca, os terminará jo..., mejor perjudicando.   

Por Ana R Cañil 
Pues va a tener que esperar
El Fondo Monetario Internacional se ha puesto literario y dice que España está muy próxima a tener una generación perdida, como consecuencia de la alta tasa de paro entre los jóvenes. Casi "uno de cada dos" parados es un joven con una calificación laboral tirando a baja. Y compara lo bien que han afrontado la crisis en asuntos de paro Alemania y Noruega frente a España e Irlanda. Lo hace en la página dos del "Advanced Europe" y es el párrafo más destacado por los medios, aunque el informe supera las 100 páginas.
El término "generación perdida" que tanto nos gusta a los economistas, políticos y periodistas -para que luego digan que no se humanizan los textos económicos- hace ya tiempo que ha dejado de identificar fundamentalmente al grupo de escritores norteamericanos del siglo pasado; tampoco es la primera vez que se aplica a los jóvenes de la España en crisis por los grandes medios de comunicación.
Pero sí que hay un matiz al informe del FMI para resaltar. Y es que habla de jóvenes poco cualificados que trabajaban en la construcción. Es así, pero no es así. El paro juvenil y el subempleo -cercano al 45% del total de parados, algo más de un 20% - ataca también a la generación más preparada de las últimas dos décadas.

El catedrático y presidente de AFI, Emilio Ontiveros, nos recuerda que también los jóvenes universitarios más titulados y mejor preparados padecen está pandemia, con el agravante de que además, en cuanto pasan a ser jóvenes formados pero en paro estructural -cuando llevan más de 18 meses sin trabajar- corren el riesgo de quedarse "obsoletos" pese a todos sus títulos, porque el conocimiento avanza a una velocidad que, en cuanto estás más de año y medio sin practicar o renovar lo que sabes, ya no sirves. Eso lo saben decenas de miles de jóvenes españoles.
Por eso, una parte de ellos vieron el cielo abierto cuando Alemania dijo que acogería a casi 400.000 jóvenes formados en carreras politécnicas. Alemania  sí que los necesita y tiene donde colocarlos. Otro asunto diferente son los contratos, el conocimiento del alemán y demás burocracias.

Schengen y tú en Europa
Si se aprobara la presunta reforma del tratado Schengen que pretendían dos presidentes en campaña, como Berlusconi y Sarkozy,  o triunfaran las pretensiones -al final matizadas- de un país como Dinamarca, de restablecer el control de pasaportes en sus fronteras con Alemania y Suecia ¿qué sería de esa generación perdida, los menos y los más cualificados, que tienen que escapar de España a buscar su futuro? En el corto plazo poca cosa porque como dice Ontiveros, no va contra los ciudadanos europeos. De momento. El eurodiputado Enrique Guerrero recuerda que en España, por ejemplo, hay alrededor de un millón de rumanos. ¿Serían recibidos igual en todos los países de la UE?
 
El retroceso en las fronteras "sería un desastre, un peligro que nos lastra desde el fondo" reconoce el  socialista Guerrero, quien recuerda como los españoles pelearon en la UE por una política migratoria y "libertad de movimientos, y ahora se cercena esa libertad de movimientos. Lo han intentado hacer Dinamarca o Finlandia, países del Norte de Europa donde floreció la democracia más avanzada, tolerante y el estado del bienestar. Apoyados por la situación de dos líderes como Sarkozy y Berlusconi, que se espantan por los desembarcos en Lampedusa, cuando España ha recibido 30.000 emigrantes por año durante una década".

A Guerrero, como a Ontiveros, les preocupa el magma de fondo, como la extrema derecha y el populismo arrastra a los líderes y a sus partidos, "incluido el PP, que juega en Catalunya -Badalona concretamente- a ver cuanto da de sí eso de cargar contra los emigrantes. Y esto es una pescadilla que se muerde la cola. "Si Schengen cae, aunque parece que ahora se frenan las lenguas, perjudicará a todos, se volverá contra nosotros, porque esas corrientes son imparables" explica un sociológo, que esta vez se excusa para no dar su nombre, puesto que participa en sondeos electorales y estamos en campaña.
Total, que sí, que todo tiene que ver con la cortedad de miras de los dirigentes europeos -"mira que es mala suerte lo que nos ha tocado en el peor momento. Es que no hay ni uno que se merezca el término estadista" puntualiza el sociólogo- y lo de intentar restablecer las fronteras para que no entre "los criminales" ha dicho al final el Gobierno danés, o los emigrantes más indeseados, puede terminar por perjudicar a los casi dos millones de jóvenes españoles -y a los no jóvenes- que tengan que buscarse la vida fuera y a los de otros países en crisis, como Irlanda y Portugal.

No vamos a entrar aquí ya en el drama que es perder a esa generación -ya lo hemos hecho más veces en este blog- e incluso desde el punto de vista económico, la descapitalización que supone para un país y su futuro, pero para no poner todo en negro, recurrimos de nuevo a Ontiveros, que opina llegados a esta situación " lo importante es que puedan salir, que no progrese esa tentación de cierre de fronteras" apunta el profesor, que además recuerda las secuelas psicológicas, aún no bien valoradas que puede ocasionar en una sociedad el tener a los mejores totalmente frustrados. "Un joven de 27 años, que lleva tiempo en el paro y ya no puede formarse más, adquiere unas frustraciones que aún no somos capaces de valorar en su totalidad" termina el  economista, que no quería ser tan pesimista.
Y si queréis entreteneros con lo que nos espera,conviene no perder de vista lo que vaya a pasar en la reunión de los ministros de economía de la UE -el Ecofin- el lunes que viene: el nuevo rescate de Grecia (es probable que le den más dinero); aprobar las ayudas para Portugal (los finlandeses han cedido un poquito) o....volver a una situación similar a la de hace un año.
Ánimo gentes, que esto no hace nada más que continuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada