martes, 22 de marzo de 2011

Carme Chacón, el imán anti Rubalcaba, preparada para luchar

Por Pilar Portero
Zapatero esta amortizado, es la frase más repetida en las filas socialistas. Con Blanco esperando su oportunidad para cuando toque recuperar la Moncloa tras el PP y Rubalcaba entronizado antes de tiempo, Chacón es el imán que aglutina a los socialistas que ven en el vicepresidente primero una amenaza para su ideal de PSOE. Ella no parece dispuesta a replegarse por mucho que se lo pida el presidente. Aunque sus contrincantes tratan de dejarla sin opción.
La ministra de Defensa todavía no ha tirado la toalla
El resumen de prensa que recibe la ministra de Defensa cada día contiene prioritariamente un grueso de noticias, cortes de tve y radio que versan sobre la sucesión de Zapatero y sus movimientos como candidata no declarada. Su equipo está preparado para afrontar una campaña por el relevo, de hecho entrenan desde hace meses, y eso que Chacón siempre ha obrado con la vista puesta en la presidencia.

La ubicuidad de la ministra de Defensa en los últimos tiempos es tal que se ha convertido en pregunta obligada cada vez que comentas que has estado en un acto en Madrid. ¿Estaba Chacón, no? sueltan con ironía políticos y periodistas. Su aparición en el programa de Mariló Montero en TVE y Ana Rosa Quintana en Telecinco durante la misma mañana para desvelar que padece una cardiopatía congénita y apoyar la campaña de sensibilización hace un mes, dejó claro que no pensaba aceptar un repliegue. Chocaba observar a la ministra dirigiéndose a esa franja de audiencia por lo inusual de la situación aunque la buena causa lo justificase.

Lanzada a la carrera contra Rubalcaba, las relaciones entre ambos pasan por un periodo más glacial de lo habitual. "Se empieza como una broma. En plan 'Ja, ja, tu también eres candidata' y acabas mal. Es la suma de detalles, de desaires, lo que provoca una situación. Ahora mismo Chacón y Rubalcaba pugnan por el mismo puesto", explica un socialista próximo al Gobierno. Claro que Chacón lo tiene mucho más difícil, en caso de que Zapatero renuncie a seguir al frente del Gobierno. "Si el anuncio se produce después de las autonómicas, no quedaría tiempo para embarcarse en unas primarias y además Rajoy pediría elecciones anticipadas, con toda la razón. En ese escenario, Chacón tendría las manos atadas, no contaría con apoyos dentro del partido", reflexiona otro relevante socialista al que la opción Rubalcaba le provoca alergía y no entiende que Zapatero abandone el barco por mucho despliegue de teorías que se haya organizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada