lunes, 25 de abril de 2011

El sorprendente look de los políticos en campaña

Por Pilar Portero
Conmocionada me ha dejado la cazadora blanco roto -no se si de cuero o encerada- con que Pepe Blanco se presentó ante sus fans en un acto de precampaña el pasado 23 (via @nopodemosmas). De hecho, ha logrado superar la honda impresión que me causó hace unos días enterarme de que Madame Figaro elegía a Zapatero el segundo político mejor vestido -no le habrán visto en mallas-. ¿Qué pasa por la cabeza de nuestros políticos cuando se quitan el uniforme-traje y tienen que vestirse de sport? Sencillamente, se transforman en quienes realmente son. Y eso, a veces, destroza su imagen.



El ropero de la exvice inspira a José Blanco
No se salva ni uno pero hay que reconocer los méritos que está acumulando Pepe Blanco, ministro de Fomento, para convertirse en la 'it girl' de la campaña autonómica y municipal. Desterrada la blazer de terciopelo más rentable incluso que la de pana que popularizó Felipe González, el dueño y señor de estrategia electoral del PSOE, está que lo tira. Con el ropero de Mª Teresa Fernández de la Vega como referencia, se plantó en un mitin en Arousa, tan retro y vintage como un figurante de 'Cuéntame'.

La brecha entre un político mujer en traje de faena y con atuendo informal es casi imperceptible porque la mayoría está acostumbrada a que su personalidad marque la elección de su vestuario. En cambio, en los hombres se abre un abismo entre su guardarropa laboral y el de descanso. La uniformidad cotidiana les iguala amparados en el típico terno gris o marino.
Queremos imaginar que entre una y otra foto habrá lavado la ropa
Las giras por plazas de toros, auditorios o miniestadios de toda España arengando a los votantes, deja al descubierto una parcela más íntima y natural. Sin estilistas que les aconsejen, sacan sus galas más sport para resultar cercanos y se retratan como lo que son. Rajoy, para miniminar el riesgo -muy típico en él- echa mano de la blazer beige, la camisa con un botón abierto y sin corbata y el pantalón de corte en gris marengo, ya vaya a Astún o a un acto más urbano.

Saenz de Santamaría en el Congreso de Nuevas Generacione
Soraya Saenz de Santamaría o Carme Chacón, por ejemplo, también adaptan su atuendo a las 'bolos' electorales pero mantienen la dignidad sin parecer disfrazadas. Rebajan la seriedad pero son fieles a su estilo. La portavoz del PP en el Congreso se plantó una cazadora vaquera mimetizándose con los jóvenes de Nuevas Generaciones en el último congreso de la cantera.

Chacón eligió ir trendy a uno de los múltiples actos a los que acude últimamente, con su chaleco negro. Esta vez para presentar al candidato de Almería. Todo muy pensado porque estamos hablando de que cada una de sus apariciones públicas es una ocasión de oro para promocionarse con vistas a las primarias. Y ya se sabe que los candidatos entran por los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada